¿Puedo Perder Peso sin Perder mis Senos?

¿Perteneces al grupo de mujeres a las que les gustaría perder algo de peso?

Quizá estés preguntándote: Si pierdo peso, ¿cómo será mi cuerpo? ¿Cómo se verán mi barriga y mis muslos? Y por supuesto, ¿qué pasará con mis senos?

Con la proporción adecuada entre comida sana y ejercicio, a menudo se consiguen los mejores resultados. Tu par de jeans favoritos pueden volver a cerrarse, una sensación de tener mucha más energía, y por supuesto una mejoría en el aspecto de tu piel.

No importa lo bueno que sea perder esos pocos kilos, pero perder tallas en el área de tus senos, nadie quiere eso. Sabemos que perder peso hace que los senos se encojan.

¿Acaso es posible prevenir eso?

Respuesta corta: Sí, sí es posible. Para evitar esto, la mujer puede usar suplementos para agrandar los senos.

Pero primero, ¿cómo toman forma tus pechos?

Recuerda que los pechos están compuestos principalmente de tejido adiposo. Por supuesto, también hay glándulas mamarias que hacen posible la lactancia. Sin embargo, la cantidad de grasa en un seno varía según el cuerpo de cada mujer.

Una mujer tiene un poco más de grasa que otra y el lugar donde se encuentra la grasa también puede variar.

Como resultado, los senos vienen en todas las formas y tamaños, desde senos grandes hasta senos pequeños. A medida que aumentes de peso, las células de grasa de los pechos se expandirán. Pero, cuando pierdas peso, las células de grasa se reducirán.

Colágeno y elastina, las grandes amigas

Cuando pierdes un buen número de kilos de manera acelerada, es casi inevitable que tus senos se debiliten ligeramente.

Recuerda, que la piel alrededor de sus senos está formada por ciertas proteínas llamadas colágeno y elastina. Debido a la extrema pérdida de peso, estas proteínas están sometidas a una presión considerable.

Como resultado, esto causa que la elasticidad de la piel alrededor de sus senos no sea la misma de antes. Sin embargo, hay una serie de cosas que puede hacer para minimizar la flacidez de los senos.

Perder peso de manera saludable

Lo que debes evitar absolutamente y en primer lugar, son las dietas de choque o las dietas milagrosas. Lo único milagroso es ver cómo tu peso regresa duplicado por el “efecto rebote”.

Cuando esto pasa, se reduce enormemente la calidad del colágeno y la elastina y hace que tus pechos cuelguen.

Una mejor estrategia es perder peso a un ritmo moderado. Cuando pierdes peso moderadamente, las proteínas (colágeno y elastina) tienen tiempo para adaptarse a la nueva composición de tu cuerpo.

Esto significa que sus senos tienen menos tendencia a colgarse.

¿Mencioné los suplementos para agrandar los senos?

Sí, además de proteger tus senos, también ofrece beneficios para el futuro. Los suplementos naturales para agrandar los senos, pueden ayudarte a no perder tallas en el área del pecho. Puedes entrar en este sitio web y aprende a elegir suplementos naturales para aumentar los senos, evitando de esa manera el temido “efecto rebote” de las dietas milagrosas.