Perder Peso Ayuda a Agrandar el Pene

No hay muchos hombres en el planeta que, en algún momento, no hayan mirado su hombría y se hayan preguntado «¿el pene se agranda cuando pierdo peso?»

Se estima que 1 de cada 3 hombres son en realidad demasiado gordos para poder ver su propio pene, cuando miran hacia abajo sobre una panza sobresaliente. Los hombres que se sienten avergonzados por su peso, forma o tamaño corporal a menudo piensan que es poco lo que pueden hacer para lograr un aumento notable en la longitud y el grosor del pene.

Si te sientes insatisfecho con lo que tienes, es normal que te preguntes: «¿Si pierdo peso mi pene se hará más grande?»

Así que, si tienes curiosidad por saber se tu pene se agranda cuando pierdes peso probablemente estés listo para hacer algunos ajustes positivos en tu estilo de vida. Y para hacer crecer tú pene con la ayuda un mejor estilo de vida y nutrición.

Pero, antes de empezar una dieta de choque, o de amontonar en un plato de carbohidratos, es importante entender y reconocer que la mayoría de los hombres tienen un pene perfectamente proporcionado para la forma natural de su cuerpo.

El pene promedio tiene un pene que típicamente mide de 16/17 centímetros de longitud y 10/12 centímetros de circunferencia. Así que aunque pienses que tu pene es más pequeño que los penes de otros tipos, lo más probable es que lo que tengas sea más que adecuado

Si tu pene mide menos de 10 centímetros cuando está erecto, tienes una rara condición que se conoce comúnmente como micropene. Esta condición es causada por problemas genéticos y hormonales, y entonces sí, tienes un pene que es realmente muy pequeño.

Obviamente, ponerte en forma y sano te hará sentirse bien con tu cuerpo, y también más seguro, con o sin ropa. La forma en que veas tu pene antes y después de la pérdida de peso depende realmente de tu autoestima y perspectiva.

Si eres un hombre con muy peso, perder unos cuantos kilos es probable que aumente tu resistencia, tu deseo sexual y tu confianza en tu cuerpo. Si le vendría bien un aumento de pene, el entrenamiento físico regular y los ejercicios para el pene le ayudarán a lograr el aumento deseado.

Mirar hacia abajo a su pene no es el mejor punto de vista. Para saber si necesitas hacer ejercicio para perder peso y aumentar el tamaño del pene, lo mejor es que te mires de frente en el espejo. Ajustar la perspectiva también puede tener un impacto positivo en tu actitud, ya que podrás apreciar las dimensiones reales desde un ángulo realista.

Sé honesto sobre tu cuerpo sin ser demasiado crítico y duro. Perder los michelines y el vientre colgante, y hacer alarde de abdominales definidos, requiere un firme compromiso y dedicación.

Lamentablemente, tu idea del cuerpo masculino perfecto no se logra de la noche a la mañana. Lo mismo se aplica al aumento del tamaño de tu pene.

Entonces, ¿tu pene crece cuando pierde peso? Bueno, el tamaño de tu pene después de la pérdida de peso tendrá naturalmente una mejor apariencia porque tu cuerpo estará más esculpido y tonificado, pero perder peso por sí solo no aumenta el tamaño de tu pene, pero si tu barriga se vuelve más pequeña, tu pene se verá más grande.

Complementando tu entrenamiento físico con ejercicios regulares y consistentes de alargamiento del pene, con un bueno suplemento o utilizando un extensor puede maximizar tus esfuerzos de agrandar el pene naturalmente.

Ya sea que estés considerando perder peso para aumentar el tamaño de tu pene o simplemente quiera hacer lo que sea para mejorar lo que tienes, es importante estar abierto a hacer algunos cambios necesarios en tu estilo de vida. Cuidarte mejor, dejando de fumar y reduciendo el consumo de alcohol, te ayudará a mejorar tu bienestar.

Los suplementos para agrandar el pene pueden ayudarte porque promueven un mayor flujo de sangre a los tejidos eréctiles del cuerpo, haciendo que el pene se hinche y parezca más largo y grueso.

También notarás muchos efectos secundarios beneficiosos al usar los suplementos de agrandamiento del pene de manera consistente y regular, incluyendo un mayor impulso sexual, una erección prolongada y orgasmos intensificados.

Pero perder peso puede beneficiar muchos más aspectos de tu salud, bienestar y confianza más allá del tamaño de tu pene. Si estás gordo, debes hacer un esfuerzo para perder peso por el bien de tu salud general.

Puedes perder peso sin morir de hambre

Aquí hay 5 sugerencias para una pérdida de peso saludable:

1. Comer un desayuno decente

La mayoría de los principales nutricionistas del mundo coinciden en que tomar un buen desayuno es la clave tanto para perder peso, como para mantener el peso. ¿Por qué?

Bueno, ¿recuerdas todas esas veces que te saltaste el desayuno y luego te encontraste asaltando la despensa a medianoche, rellenándote la cara con lo que pudieras encontrar en un intento de suprimir esa hambre incontrolable? Por eso.

Saltarse una comida simplemente le dice a tu cerebro a medianoche que tienes hambre porque tu cuerpo no ha tenido suficientes nutrientes en el día.

2. Desayunar un poco más tarde de lo habitual

En lugar de comer cuando te levantas a las 6 de la mañana, intenta tomar el desayuno contigo en el trabajo y comerlo durante tu descanso para el té. La avena de la noche, un batido, o un envoltorio para el desayuno hecho la noche anterior son fáciles de empacar, y súper fáciles de comer en el trabajo.

Aunque entendemos lo incómodo que es abrir un plato maloliente en la oficina. Así que tal vez no agregues atún a ese papel de desayuno.

3. Coma proteínas con cada comida, ¡pero no demasiadas!

La proteína es uno de esos alimentos que se juega demasiado o poco. Las personas que quieren perder peso o consumen demasiada o muy poca. Sin embargo, un poco de proteína en cada comida es bueno para el cuerpo, ya que ayuda a fortalecer los músculos y a mantener los niveles de azúcar en la sangre.

¿Recuerdas aquella vez que comiste algo como una rosquilla, una rebanada de pastel, o una bolsa de papas fritas para el almuerzo, y 30 minutos después tenías hambre otra vez? Sí, eso es porque literalmente no había ninguna proteína para mantener tus niveles de azúcar en la sangre.

4. Come muchas frutas y verduras

Sabemos que esto no suena emocionante, pero rellenar sus comidas con fruta y verduras frescas podrá ser su gracia salvadora.

La mayoría de las verduras (excluyendo las raíces) y también las frutas como las bayas tienen muy pocas calorías, pero contienen muchos nutrientes. Esto significa que puedes comer tantas como quieras.

Las ensaladas con varios tipos de verduras, de varios colores, que tienen tomates, zanahorias y alguna proteína, como el pollo, son excelentes alimentos saludables para una comida sabrosa y saludable.

5. ¡Come alguna grasa!

Las grasas (como los carbohidratos) tienen una mala reputación porque escuchamos la palabra «grasa» y nos asustamos. No, comer grasa no te hará engordar, siempre y cuando sea grasa buena… y siempre y cuando se coma en pequeñas cantidades.

Comer medio aguacate en tu tostada no te hará parecer un aguacate, sólo alimentará tu cerebro y órganos con lo que realmente necesitan para seguir trabajando: las grasas buenas. Las grasas buenas también ayudan a mantener el azúcar en la sangre bajo control.

Además, la grasa es esencial para aumentar algunas hormonas masculinas, como la testosterona, que te ayudará a aumentar tu pene.

Conclusion

Así que no tienes que pasar hambre para perder peso, y no lo recomiendo. Espero que estos consejos te ayuden si estás intentando perder peso, o si estás intentando ponerte en forma.